Cómo elegir las imágenes perfectas para tu web

Como ya hemos dicho en varias ocasiones las imágenes son muy importantes en el diseño de una web. Son un factor esencial para dar la sensación de profesionalidad y limpieza que el usuario esta buscando. Cuando elegimos una plantilla, esta demostrado que la mayoría de las veces es por sus imágenes y su tipografía. Lo que suele suceder es que al personalizar la plantilla cambiamos las imágenes por las nuestras y si no son realmente profesionales la plantilla pierde calidad y ya no es tan bonita.

Bien pues, para que no ocurra esto desde essedi os damos unos consejos de dónde y cómo elegir las imágenes para vuestra web y app manteniendo en todo momento la calidad y presencia de la web. ¡Allá vamos!

 

 

 

1. Tus imágenes deben ser profesionales.

 

Esta es la regla principal. Utiliza imágenes profesionales. Mucha gente cree que hace buenas fotos, y más ahora con la calidad de las camaras de los móviles, pero no. Puede ser una buena foto pero no ser adecuada para una web. Si la persona que hace las fotos no tiene conocimientos de fotografía y preferiblemente de fotografía web las imágenes raramente quedaran como esperas. Para que tu negocio desprenda calidad , contrata un profesional.
Para empezar lo ideal es hacerle fotos al negocio, por fuera y por dentro. De esta dispondremos de una reserva de imágenes por si queremos usarlas en redes sociales, en material impreso, etc.

En esta misma sesión de fotos te recomendamos que fotografíes al equipo, siempre es una buena táctica poner cara a las personas que hay detrás y conectar con tus usuarios.

En el caso de que tu tienda sea online, necesitará si o si fotografías PROFESIONALES de todos tus productos, ya que deberemos tener varios encuadres y planos detalle de cada producto. De esta manera tus clientes podrán ver como es el producto realmente.En el caso de que no quieras contratar un profesional y prefieras acudir a los bancos de imágenes debes tener en cuenta de que las imágenes gratuitas suelen ser muy utilizadas y le quitan originalidad a tu página web. Hay muchas imágenes de pago que pueden sacarate de un apuro y tienen mucha más calidad que las imágenes gratuitas.

También es muy importante tener en cuenta que muchas imágenes de stocks gratuitos requieren citar la fuente de forma obligatoria.

 

2. Imágenes con calidad pero reales.

 

En el mundo de las imágenes para web hay infinidad de estilos, mucha gente piensa ya que pago la imagen voy a elegir la mas excéntrica, y la mayoría de veces no funciona. Por que ese tipo de imágenes se ven muy retocadas o muy recargadas y no dan un aspecto profesional.

Las imágenes de personas posando sonrientes mirando a cámara, por ejemplo, no suelen verse naturales, aunque a menudo mucha gente las use.
En ocasiones una foto más amateur esta totalmente justificada, por ejemplo cuando son los clientes satisfechos los que suben las imágenes. Estas imágenes son reales y generan confianza.

 

3. Fíjate encuadre y la orientación

 

La orientación de la imagen es muy importante,por ejemplo hay muchas imágenes verticales que en una web no tienen cabida, ya que las imágenes deben estar pensadas para pantallas horizontales de ordenadores. En el caso de los móviles o tabletas las imágenes verticales tampoco encajan correctamente ya que el usuario para ver la imagen tiene que deslizarse mucho hacia abajo y no da un buen resultado.

Tampoco suelen ser adecuadas las imágenes con planos demasiado generales, dado que, salvo excepciones, dificultan al usuario centrarse en un concepto concreto y pueden incluso dispersar la atención.

 

4. Cuidado con las fotos donde salen personas

 

Una web con imágenes de personas suele generar confianza. Lo tiene mucho más fácil para destacar, pero cuidado porque hay que seleccionar muy bien esas imágenes.
Hay que tener en cuenta que los usuarios deben poder identificarse con las personas que se reflejen en las imágenes, edad, sexo… Hay que tener en cuenta todos estos factores. Si los usuarios pueden ver algo de si mismo en esa gente es posible que les genere mayor confianza hacia la marca.

Lo que se ha visto en alguna web y nunca debemos hacer es suplantar a las personas reales de nuestra empresa con imágenes de stock de otras personas. Nos pillarán rápidamente y hará que nuestra profesionalidad se vea afectada.

 

5. Optimíza todas tus imágenes

 

En otros posts ya hemos hablado de la optimización de las imágenes. En muchas ocasiones estas son las que hacen que la web se ralentice y esto provoca que un gran porcentaje de usuarios que entrar en la web la abandonen antes de llevara a cabo una acción. Es debido a que las imágenes son muy pesadas y tardan mucho en cargarse.

Para optimizar bien las imágenes hay que conseguir que cada imagen web no ocupe mas de 200kb. Existen herramientas online para conseguir que las imágenes ocupen poco sin perder mucha calidad.
En Photoshop, debe redimensionarse la imagen a 72 píxeles por pulgada (cuando son imágenes de stock generalmente parten de una resolución de 300 píxeles por pulgada), dependiendo del caso deben modificarse las medidas (cuando la imagen ocupará lo ancho de pantalla el lado más ancho debe ser de 1920 píxeles por pulgada y cuando sea más pequeña, con 1000 píxeles por pulgada en el lado más ancho es suficiente). Finalmente, debe exportarse la imagen con la opción “Exportar para web”, en JPG (o PNG si tiene fondo transparente) a una calidad de entre un 60% y un 80%, dependiendo de la resolución de partida.

 

Desde essedi esperamos que estos sencillos consejos os ayuden a tener una web mucho mejor presentada y optimizada. Si os surge cualquier duda o consulta estamos aquí para ayudaros y aconsejaros de la manera más personalizada.

 

 

Puede que también te interese: https://www.essedi.es/blog/optimiza-tu-wordpress-8090/