Pasos para crear una App

¿Tienes una buena idea para crear un App y no sabes por dónde empezar? El problema suele ser que aún no tenemos claros los pasos a seguir al crear una Aplicación móvil y muchos de ellos nos suenan a chino. En essedi intentamos explicarte el proceso de creación paso a paso de una manera entendible para que puedas llevar ese proyecto de tu cabeza la pantalla de tu móvil.
Son pasos sencillos y concisos, que detrás esconden mucho trabajo de desarrollo e investigación ¡Allá vamos!

 

 

1- Tener una buena idea

Para que tu idea sea buena busca un problema o necesidad cotidiana y dale solución de una manera sencilla, si lo piensas bien este tipo de problemas están por todas partes, solo hay que estar atentos.
Cuando miras a tu alrededor, cada producto y servicio que utilizas esta creado para resolver un problema o cubrir una necesidad, hazte una lista con esos problemas y empieza a pensar como resolverlos.

 

2- Definir el objetivo de la aplicación

Tener la idea principal de la necesidad que va a cubrir nuestra aplicación es el punto de partida de cada proyecto, pero también hay que pensar cual es exactamente el propósito y la misión de esta aplicación
¿Qué va a hacer la aplicación?¿Cuál es su atractivo principal?
Debemos saber de que va nuestra App y cual es su objetivo; fidelización, uso recurrente… por ejemplo si nuestra aplicación será solo para promocionar la navidad, después de navidad nuestros clientes desinstalarán la aplicación.
¿Qué problema concreto va a resolver? ¿Qué necesidad va a cubrir?
Tener las cosas bien atadas y definir un objetivo claro también va a ayudar a que su desarrollo sea más barato y rápido.

 

3- Investigar la posible demanda de la aplicación

Investigar en el mercado la demanda real del problema que resuelve tu aplicación te hará ver que de verdad valdrá la pena realizar este proyecto y que no eres el único que lo considera necesario.
Una de las posibles maneras para validar tu idea, es utilizar la herramienta Google Keyword Planner, analizando el número de usuarios que buscan solución a ese problema. También puedes crear una landing page que detalle la idea de la aplicación y dar la opción de ampliar la información a los usuarios que lo soliciten por correo electrónico o investigar las tiendas de aplicaciones y preguntarte si eres capaz de mejorar las ya existentes.

 

4- Registrarse como desarrollador o buscar uno

Una vez que tengas una idea clara y que sabes que hay demanda para la aplicación móvil, es necesario registrarse como desarrollador en aquella plataforma en la que quieras desarrollar tu app
La contratación del desarrollador es un proceso largo, pero es un tiempo bien empleado ya que de él va a depender en gran parte el éxito del proyecto. Hacer una buena elección te evitará retrasos innecesarios, costes inesperados y frustración en el futuro.
Analiza sus anteriores trabajos para ver sus habilidades a la hora de plasmar las ideas en una aplicación. Comprueba que comprende bien tu idea y que es capaz de desarrollarla en su totalidad. También puedes acudir a empresas especializadas que cuentan con varios desarrolladores y una amplia experiencia para asegurarte y obtener unos buenos resultados.

 

5- Crear bocetos de la aplicación

Después de la contratación entra en juego el diseño y la organización de la aplicación, desarrollando bocetos sentarás las bases para la futura interfaz.
En este paso tienes que ser capaz de conceptualizar visualmente la estructura de la aplicación. El primer boceto de la aplicación ayuda a todo el equipo a comprender el objetivo de la App y lo utilizaremos de referencia para las próximas fases del proyecto.
Ya sea con papel y lápiz o utilizando medios digitales como Photoshop o Ilustrator, lo importante es dar forma a lo que tienes en la cabeza de manera que un programador pueda empezar a entender lo que tratas de crear y como va a funcionar.

 

 

 

6- Crear el Wireframe y el Storyboard

El wirframing es el proceso mediante el cual el diseñador maqueta el prototipo de la aplicación para ver como queda en los diferentes dispositivos.
Existen muchas herramientas online para crear los prototipos de apps. Las más populares son Balsamiq, Moqups, y HotGloo, que te permiten colocar y estructurar todos los datos y gráficos representativos en su lugar, además de añadir funcionalidad con la colocación de botones, de modo que puedes navegar a través de tu aplicación.
Al mismo tiempo también tienes que empezar a crear el storyboard o diagrama de flujo de la aplicación. La idea es construir una hoja de ruta que te ayudará a entender la conexión entre cada pantalla, cada botón y cómo el usuario navegará a través de la aplicación.

 

7- Definir el back end

Los wireframes y storyboard ahora se convierten en la base de la estructura del back end. Dibuja un boceto de los servidores, APIs y diagramas de datos. Esta será una referencia muy útil para el desarrollador, y a medida que más personas se unan al proyecto tendrás un diagrama que explica toda la aplicación, para que no tengas que hacerlo tu desde el principio.

 

8- Crear un prototipo

Haz el testeo de la aplicación, llama a amigos y familiares para que te ayuden a ver los errores o fallos que tu no ves al estar trabajando tanto tiempo con ella. No dejes que se vayan sin darte una opinión honesta sobre tu App.
Monitoriza cómo utilizan la aplicación, tomando nota de sus acciones y adaptando la interfaz de usuario UI/UX a ellos.

 

9- Construir el backend

Ahora que ya has definido definitivamente la aplicación, es el momento de empezar a trabajar en el backend del sistema. El desarrollador tendrá que configurar servidores, bases de datos, APIs y soluciones de almacenamiento.

 

10- Diseño de las “Skins” de la App

Las “Skins” son todas las pantallas necesarias para la aplicación, básicamente nos referimos a crear versiones de alta resolución de lo que antes eran wirframes, crear todos los bocetos y notas de papel en archivos digitales.

 

11- Testeo de la aplicación

Una vez el disñador a acabado su función empieza otra ronda de pruebas, por primera vez, ves tu proyecto con todos los gráficos y todo el texto insertados, lo que significa que puedes empezar a testear la aplicación en su diseño previo a la publicación en la App Store.
Este testeo sirve para recibir el mayor feedback posible y pulir la idea de tu app. Todavía puede cambiar el diseño y pedir a tu desarrollador que haga cambios y mejores en el backend.

 

12- Optimización de la App

Probablemente existan millones de apps parecidas o que traten más o menos de lo mismo, para tener éxito es necesario optimizar la aplicación con los siguientes aspectos:

Título: para optimizar la app lo mejor es aprovechar el título para incluir las palabras claves que la definan.
Categoría: debes de escoger una sola categoría para la aplicación, pero aunque parezca sencillo no lo es tanto. Tienes que colocarte en la piel del usuario para decidir dónde la buscarían en la app.
Descripción: se trata de captar la atención de los usuarios. Puedes aprovechar este espacio para añadir un CTA (Call to action) atractivo que despierte el interés.
Utilizar palabras claves: el éxito o el fracaso de la estrategia de optimización dependerá básicamente de las palabras claves que vayas a utilizar. Por eso intenta escoger siempre las más adecuadas y que estén vinculadas con las principales funciones de la app.
Icono: Escoge un icono llamativo y original que permita transmitir la filosofía de la aplicación. Siempre será mejor apostar por la sencillez antes que por algo complejo.
Capturas de pantalla: Procura escoger aquellas que resulten atractivas visualmente y que además describan lo mejor posible las características de la aplicación.

 

 

 

 

13- Publicar la aplicación en el App Store

Una vez probada la aplicación y realizados los cambios necesarios es el momento de publicarla  en las App Store. Hay que tener en cuanta que Android no revisa las aplicaciones recién publicadas. Ellos la comprobarán en algún momento para ver si funciona pero la aplicación se publicará casi al instante en Google Play.
Al contrario, el tiempo que Apple se va a tomar para revisar y aprobar o rechazar tu aplicación dependerá de si vas a enviarlo como individuo o como una empresa. Si es un individuo, tarda entre tres a siete días. Si es una empresa, tendrás que esperar de siete a 10 días.
Para superar esta espera hay algo que puedes hacer: presentar la app en PreApps dónde los usuarios a los que les gusta probar cualquier app nueva en primer los primeros. Esto te servirá para recibir feedback y saber como funciona realmente la aplicación
Una vez publicada llega la hora del marketing y de promocionar tu aplicación en los canales que más te convenga.

 

Y ya solo queda actualizar tu app escuchando a los usuarios y sus opiniones que te pueden ir guiando sobre que nuevas funcionalidades incorporar. Al contar con más usuarios también detectarás fallos que deben ser corregidos. Cuanto más se mejore la aplicación mas posibilidades tiene de tener un mayor éxito.

Después de leer estos pasos puedes comprender mejor la costosa labor que es crear una app pero también hay que tener en cuenta los enormes beneficios que te ofrece. Desde essedi esperamos haberte ayudado a entender el proceso y si necesitas más información no dudes en ponerte en contacto con nosotros en www.essedi.es o en el +34 960 097 034 recuerda que en essedi, HACEMOS REALIDAD TUS IDEAS