LOS VIRUS QUE SE ESPARCEN DESDE UN PEN-DRIVE

 

 

 

 

Últimamente pasamos por alto los virus de antaño, esos que pasaban de ordenador a ordenador fácilmente con una memoria USB. Desde essedi queremos avisarte de que no es cosa del pasado. Millones de dispositivos se infectan cada día porque alguien mete un pendrive sin precaución.

Las amenazas que más tenemos en cuenta últimamente son cosas como el phishing, el ransomware o el Internet de las cosas, pero todavía hay malware infectando millones de dispositivos.
Y esto fue justo lo que pasó en una planta de energía nuclear en Alemania. Ahí encontraron que ordenadores con software de visualización de datos relacionados con equipo para mover varillas de combustible nuclear, estaban infectados con varios virus, incluyendo “W32.Ramnit” y “Conficker”, dos tipos de malware para Windows que se esparcen a través de dispositivos USB.
Representantes de la gestión de la planta Gundremmingen, ubicada al noroeste de Munich, también encontraron malware en 18 dispositivos de almacenamiento removible, principalente pendrives. Lo que salvo a estos dispositivos fue que por suerte no estaban conectados a internet.

Lo curioso es que este tipo de cosas pasando en infraestructuras críticas como una planta de energía nuclear, no es algo poco común, como explica Mikko Hypponen, jefe de investigación de F-Secure, pues la mayoría de los virus comunes se esparcen sin que nadie tenga mucha idea de que está pasando.
Los empleados que conectan dispositivos USB sin precaución ter

minan esparciendo malware a los ordenadores de infraestructuras críticas
Hypponen también contó como ejemplo que un fabricante de aviones europeo suele eliminar malware diseñado para Android de las cabinas de mando de sus aeronaves todas las semanas. El malware se esparce a través de los aviones porque los empleados de la fábrica cargan sus teléfonos en los puertos USB de la cabina.

Aunque los aviones no se ven afectados porque utilizan otro sistema operativo, los virus si pasan de un dispositivo a otro que se haya conectado a través de los mismos puertos. Así que no es algo que solo te pasa a ti cuando tus colegas conectan un pendrive a tu ordenador sin pedirte permiso.

Siempre hay que examinar los USB porque están expuestos a contagiarse fácilmente ya que pasan por muchos dispositivos y tienen archivos de todo tipo. Siempre retira el USB correctamente y formatealo frecuentemente. ¡No te contagies ni contagies ningún dispositivo!