Las tarjetas microSD

Un problema para muchos usuarios de smartphone es el almacenamiento interno. Los teléfonos más modestos incluyen un espacio que en la mayoría de ocasiones se puede antojar insuficiente. La finalidad de las tarjetas microSD es la de mejorar el almacenamiento interno de nuestro teléfono a un precio realmente asequible.

El estándar SD tiene varios formatos de tarjetas: SD (utilizado generalmente en las cámaras de fotos), miniSD y microSD. El estándar que nos interesa a nosotros es el microSD, ya que por tamaño es el que todos los fabricantes de smartphone llevan apostando. Estas son las cuestiones importantes que tendremos en cuenta a la hora de comprar una microSD:

CAPACIDAD

Medida en GigaBytes, la capacidad expresa la cantidad total de datos que podemos almacenar en la tarjeta. Normalmente la capacidad real es ligeramente inferior a la anunciada, siendo un dato a tener en cuenta. También es importante conocer la capacidad máxima de vuestro androide. La mejor opción en cuanto a relación calidad/precio es una tarjeta de 16GB como mínimo.

CLASE

La clase define la velocidad de transferencia mínima garantizada, expresada en MegaBytes por segundo (MB/s). Una tarjeta de clase 2 aportaría una velocidad mínima de 2MB/s mientras que una de clase 10, un mínimo de hasta 10 MB/s. Una buena clase es imprescindible para tareas como grabación de video en tiempo real. Os aconsejamos descartar cualquier tarjeta inferior a clase 10, pues no supone un sobrecoste, y aporta muchísimo valor. La clase viene marcada por un número dentro de un círculo y oscila entre 2 y 10, también es posible que encontréis un 1 o 3 dentro de una U, lo que indica que son de clase superior a 10

RESISTENCIA

Los fabricantes en las fichas técnicas nos ofrecen las condiciones que su producto es capaz de soportar. Resistencia a temperaturas extremas, golpes, agua o rayos x son algunas de las más importantes a la hora de decidirnos por una u otra. Y nos dan una idea de a que clase de accidentes van a sobrevivir.

GARANTÍA

No todos los fabricantes ofrecen la misma garantía, y si bien algunos ofrecen garantía de 3 o 4 años para sus tarjetas, otros como Kingston o Sandisk ofrecen garantía de por vida (Pero ten en cuenta que estas están sujetas a una serie de condiciones).

ACCESORIOS

Las tarjetas microSD suelen venir acompañadas de dos tipos de accesorios: un adaptador a SD que hace que la misma tarjeta nos sirva para diferentes dispositivos por ejemplo la cámara, o un lector de USB para conectar al ordenador.

Esperamos haber sido de ayuda para encontrar la tarjeta que mas se adapte a vuestras necesidades.