IBM se supera y lanza el ordenador más pequeño del mundo.

En los últimos años podemos afirmar con tranquilidad que uno de los mayores cambios que ha sufrido la tecnología es la miniaturización de componentes y dispositivos, llegando a ser en algunos casos microscópicos. Pero parece que van a seguir menguando, IBM es un claro ejemplo del ello ya que ha presentado el ordenador más pequeño del mundo.

Como todos imaginábamos este ordenador tiene las funciones mínimas y nada de puertos y conexiones para periféricos. Pero llega a ser sorprendente que se lleguen a estos extremos, teniendo que usar una lupa para verlo bien. Desde Essedi te presentamos cuales son sus ventajas.

De este sabemos que han aprovechado la IBM Think 2018 para presentarlo adelantandose a su día de inauguración. En la presentación oficial la empresa compara este ordenador con un grano de sal para demostrar lo pequeño que es.

Este pequeño ordenador no dispone de un procesador a la última o RAM suficiente para soportar cualquier uso. De hecho, es todo lo contrario según dicen, el ordenador incluye “varios centros de transistores” y tiene la potencia de un chip a x86 de 1990.

 

 

Pero entonces si tiene poca potencia y su tamaño lo limita ¿Qué puede hacer este ordenador? Por el momento desde IBM dicen que permitirá “monitorizar, analizar, comunicar e incluso actuar sobre los datos”, así que habrá que esperar a que se explayen un poco más en este sentido o directamente nos lo muestren con alguna demo en el evento de presentación más adelante.

Pero ojo! Aunque el ordenador sea poco potente no significa que no pueda hacer tareas actuales como por ejemplo las relacionadas con Bitcoins o la inteligencia artificial y tiene muchas ventajas entre ellas su versatilidad, el poco espacio que ocupa y su bajo coste.El micro ordenador vale para blockchain o para la detección de fraudes, y da para realizar tareas con AI en relación al procesamiento de datos (pero no han dado más detalles sobre esto).

Hay que tener en cuenta el gusto de IBM por lo microscópico no le viene de nuevo. El 2015 ya sacaron al mercado los componentes más pequeños del mundo superándose a ellos mismos que años anteriores ya lo habían hecho.

El miniaturismo de los dispositivos esta alcanzando niveles interesantes y sorprendentes, y pese a que cada día son más pequeños, son algo grande teniendo en cuenta los avances en la nueva tecnología de la construcción de nanomáquinas. Tendremos que esperar para conocer más aplicaciones de estos pequeños.

¿Te has sorprendido tanto como nosotros? continuaremos investigando las nuevas actualizaciones de la tecnología, estate atento a nuestros posts y actualizate con nosotros.