Facebook pretende escribir con al mente y oír con la piel

Un equipo reclutado por Facebook y denominado “Building 8” trabaja en el desarrollo de productos que puedan definir nuevas categorías a través de la inteligencia artificial, la conectividad, la realidad aumentada y la realidad virtual. Iniciativa liderada por la exdirectoria de la Agencia de  Proyectos de  Investigación Avanzados de Defensa (DARPA), Regina Dugan.

Se trata de una interfaz de comunicación que sólo usará el cerebro y un dispositivo que permitirá escuchar a través de la piel.

Escuchar con la piel y escribir con la mente.

Dugan afirma que dentro de dos años, Building 8 demostrará la posibilidad de escribir cien palabras por minuto usando sólo nuestro cerebro, al traducir la actividad neuronal enfocada al lenguaje en bytes que pueda interpretar un ordenador. Será cinco veces más rápido (en promedio) que escribir con los dedos y facilitará el uso de interfaces a las personas que sufren algún tipo de parálisis o impedimento.

El proyecto tiene sólo seis meses de vida y ya colabora con diecisiete universidades estadounidenses y grupos especialistas en aprendizaje automático, desarrollo de sistemas de neuroimagen óptica y prótesis neuronales.

El proceso no requerirá de implantación de electrodos en el cerebro, Facebook apuesta por señales transferidas a través de dispositivos wereables.

Dugan afirma que sólo se transformará en palabras aquello que la persona decida decir. “Al igual que tomas muchas fotos y sólo compartes algunas, piensas muchas ideas y sólo compartes algunas. Son estas palabras, las que has decidido enviar a través de las partes del cerebro que controlan el lenguaje, las que pretendemos convertir en texto”.

Building 8 también estudia un dispositivo que permita escuchar a través de la piel. Serán prototipos que imiten el funcionamiento del canal auditivo captando diferentes frecuencias de sonidos y las transformarán en señales que enviar al cerebro.

Por otra parte, Neil Shah, analista de la industria tecnológica y director de investigación para Counter Point explicó a EL PAÍS que esta tecnología es apasionante pero se mostró cauteloso porque Facebook es una compañía que vende publicidad. “El próximo gran mercado es el Big Data tratado pro redes neuronales de inteligencia artificial diseñadas para conocer más del usuario y entender sus preferencias para bombardearlo con publicidad acorde a gustos o desarrollar un elaborado perfil que vender a los anunciantes. Todo va en esa dirección y Facebook ahora pretende conectarse directamente a nuestro cerebro. Es algo innovador, pero también me asusta” afirmó.

Lo importante no es que a tecnología pueda leer tus pensamientos, sino que no pueda hacerlo sin tu consentimiento”, dice Borja Adsuara, abogado experto en Derecho y Estrategia Digital. “La legislación tendrá que contemplar las especificidades de las nuevas tecnologías que emerjan como esta, pero seguirán sirviendo los conceptos y principios generales del Derecho, que no han cambiado mucho desde Roma hasta nuestros días”.