¿Qué opción elegir?

 

En ocasiones, en las últimas fases de un proyecto web, tanto como diseñadores para el sitio web de un cliente, como sí estamos creando nuestra propia web, suelen acecharnos dudas sobre su funcionamiento que no nos hemos hecho con anterioridad. A veces, porque pensamos que no son aspectos importantes, siendo uno de los más comunes el sí nos decantamos porque nuestra web funcione con paginación o scroll infinito.

Lo que puede resultar un aspecto que casi nos da igual, o que no va a tener apenas relevancia en el resultado final, no es así. Y es que elegir entre una y otra va a ser determinante en la accesibilidad de nuestra web, y sobre todo una elección de usabilidad de nuestros visitantes y/o clientes.

Vamos a ver cómo funciona cada una, y en que situaciones es recomendable usar una u otra, y porqué.

 

 

 

 

Scroll Infinito

 

El scroll infinito es algo muy habitual hoy en día y nos lo encontramos en páginas como Facebook o Pinterest, y también en muchas aplicaciones móviles, como Instagram. Permite a los usuarios navegar a través de una gran cantidad de información sin apenas pausa. Por eso es tan popular en dispositivos como smartphones. El contenido se va cargando de forma automática conforme vamos haciendo scroll en la web.

Una de las ventajas de tener scroll es que permite tener una navegación más natural, ya que todos los elementos se encuentran en una misma página. En cambio, puede dar problemas en dispositivos no muy potentes. Al estar todo el contenido en una misma página, la carga es mayor, y puede causar lentitud en  los dispositivos.

 

Paginación

 

La paginación decide todo el contenido de una web en diferentes páginas. Cuando abres un blog en WordPress por primera vez, será la forma en la que se distribuyan tus entradas. Al final del contenido, tendremos unos botones numerados para poder desplazarnos por el contenido. O simplemente dos botones con los que podamos ir a la página siguiente y a la anterior.

Una de las ventajas  es que es mucho más fácil localizar elementos. Si sabemos que un producto está en la página 2, solo hay que ir ahí y lo tendremos a la vista en pocos segundos. Por otro lado, hay que realizar más acciones a la hora de navegar. El tener que hacer clic cada poco tiempo, sobre todo en dispositivos móviles, puede no resultar muy amigable.

 

¿Dónde debería una u otra?

 

Si hablamos de una app, o de una web donde el contenido va a estar dentro de una misma categoría, quizás sea mejor elección usar el scroll infinito. También en casos como portfolios o galerías de fotos.

Por el contrario, si nuestra web es una tienda online, o tiene mucho contenido en formato de texto, es mejor optar por la paginación. En el primer caso, una tienda online debe tener su catálogo mejor organizado y jerarquizado, y que los clientes encuentren cualquier producto con facilidad. Y si hay mucho texto, el scroll infinito puede saturar al visitante ante tanto contenido.

En definitiva, aunque pueda parecer algo sin importancia, la elección entre una opción y otra debería de estar basada, tanto en el tipo de web a la que lo vamos a aplicar, como al dispositivo mayoritario por donde van a acceder nuestros visitantes. La finalidad no es más que facilitar la navegación, y que su experiencia en nuestro sitio web sea lo más satisfactoria posible.

 

Si tienes dudas sobre si el diseño de tu web es óptimo o quieres rediseñar tu sitio para ganar en estilo, no dudes en contactar con nosotros ¡Crecemos juntos!

También puede interesarte https://www.essedi.es/blog/tendencias-en-logotipos-2019-5660/