Los usuarios de Google enfadados con su nueva versión.

Últimamente todos los usuarios de Internet estamos bastante sensibles con lo relativo a nuestra privacidad, por este motivo todas las grandes compañías que funcionan en la red deben medir milimetricamente todos los aspectos relacionados con esta. Este pasado mes de Septiembre, Google descubrió lo sensibles que estamos gracias a su nueva actualización y desde essedi te lo contamos todo. El mayor problema del tema de la privacidad en la red más que una amenaza real es que genera una gran confusión y esto lleva a la polémica no buscada que le ha surgido a Google. ¿Los responsables? El gigante de Mountain View y su última versión del navegador Chrome, la 69.

La nueva versión del ya conocidisimo navegador Chrome, esta cargada de novedades. Sus desarrolladores decidieron añadir una función adicional precisamente para dar a los usuarios más herramientas a la hora de proteger su privacidad. La función en si consistía en que en la parte superior derecha del ordenador apareciera el logotipo de conexión cuando el usuario hubiera accedido a cualquier servicio de la casa (Gmail, Adwords…). El problema es que la pequeña duda surgió y Google no respondió ni dio ninguna explicación. Con ello la duda se hizo grande y dio paso al pánico: ¿por qué aparece como que estoy logueado en Chrome cuando no lo he hecho activamente?

 

 

La pregunta comenzó a extenderse en foros y parecía tener su fundamento: El usuario que no se había identificado en el navegador, al ver su foto en la parte superior entendía que Google, maliciosamente, lo había hecho en su nombre.Para entender bien los matices, conviene recordar que Google permite dos accesos en sus productos: el propio de Chrome, que al hacerlo, se envía información particular de la navegación a los servidores, incluyendo no solo el historial de la sesión, sino también las contraseñas (la llamada sincronización), y un segundo acceso, en el que el usuario se identifica en un servicio de la casa, como por ejemplo Gmail o Fotos.

Explicado de otra manera, con la nueva versión Chrome 69, quien hubiera consultado su correo aparecía como registrado en Google por lo que sincronizaría todo sus datos con los servidores. Y esto desató el enfado de los usuarios que no sabían porque Google tenia que registrar sus datos sin permiso. Algunos cayeron en el extremismo de decir que no volverían a usar Chrome pero ¿qué hay de cierto en esta historia? Google colgó las declaraciones de Adrianne Porter, responsable de desarrollo de Chrome que aclaró: básicamente, el nuevo icono no implica la sincronización de los datos, sino que, al contrario, sirve para recordar al usuario que había alguna sesión abierta en el sistema y que si lo desea puede cerrarla para no dar la información de su historial.

El resumen que nosotros sacamos de todo esto es que lo que habían intentado desarrollar para que el usuario tuviera más herramientas a su disposición para proteger su privacidad, se había vuelto en su contra por no responder y aclarar el tema cuando surgieron las primeras dudas y llevar esta parte de la actualización de una manera “extrañamente discreta”. Aún no se sabe porque no respondieron al principio y resolvieron rápido el problema pero, estando todo aclarado los usuarios poco a poco vuelven a confiar en Google y sigue siendo el buscador mas utilizado en todo el mundo. ¡Que no cunda en pánico!